5 sustitutos de azúcar que son naturales

0
143

Abandonar por completo al azúcar blanco no tiene por qué suponer al dulce. La naturaleza está llena de alternativas saludables y deliciosas, cada vez más extendidas en las cocinas de todo el mundo por su multitud de beneficios para la salud.

Descubrimos algunas las opciones más nutritivas para esos días en los que apetece endulzar un poco la vida.

Miel

La miel es probablemente el endulzante más antiguo del mundo: ya era utilizada en el antiguo Egipto y los griegos la consideraban una medicina extraordinaria.

La miel se crea con el néctar y la savia de flores y resinas recogidos por las abejas y ensalivados por ellas.

Se han identificado en la miel unas 70 sustancias biológicamente activas, que le confieren cualidades antibióticas y tónicas, siempre que no se someta a una temperatura superior a 55 ºC.

Sus propiedades organolépticas dependen del origen del néctar y la estación del año.

Es el edulcorante perfecto para mueslis, macedonias o infusiones.

Melaza

La melaza es un edulcorante que se consigue a partir de cereales integrales como el trigo, el maíz, la cebada o incluso el arroz: se cuece el cereal y el líquido resultante se fermenta con enzimas.

Su gran ventaja es que aporta hidratos de carbono complejos, de asimilación más lenta que los monosacáridos del azúcar, la miel o la melaza de caña. Además, conserva sus vitaminas.

Tiene la consistencia de una miel y color de caramelo. Muy empleada en la industria de la confitería, aporta cuerpo a las recetas y no carameliza fácilmente.

Como tiende a mantener la humedad, está muy indicada para las preparaciones al horno.

Sirope de agave

Se elabora con la savia líquida obtenida de la penca del agave, una planta crasa ya conocida por los antiguos mayas debido a sus propiedades nutritivas.

Esta aguamiel se trata con enzimas y luego se somete a la acción del calor hasta obtener un sirope muy dulce y de un bonito color ámbar.

Tolerado por los diabéticos por su bajo índice glucémico, el sirope de agave tiene un sabor delicado apto para cualquier preparado, ya que no enmascara al resto de sabores.

Tiene la peculiaridad de que si se somete a cocciones demasiado largas desarrolla compuestos amargos.

Stevia

La Stevia rebaudiana es una planta de origen paraguayo cuyo extracto tiene un poder edulcorante 200 veces superior al del azúcar y sin ni una caloría. Ya la usaban los indios guaraníes y es habitual en muchos países.

Dadas sus grandes posibilidades, los grupos de presión de la industria alimentaria retrasaron la aprobación de su uso alimentario por la Unión Europea mientras se afanaban a registrar sus patentes, si bien finalmente se autorizó a partir de 2017 en España, con algunas limitaciones.

Concentrado de manzana

Este concentrado del jugo de manzana tiene la consistencia de un jarabe denso y se emplea con frecuencia en los países nórdicos para preparar postres y galletas saludables.

De los endulzantes naturales es el único que proviene de una fruta, y por ello predomina en él la fructosa de las manzanas. Es el menos dulce de todos.

Tiene un sabor suave y acidulado, lo que lo hace ideal para añadir a cualquier receta, especialmente de frutas o en la preparación de aliños y salsas.

Aporta los beneficios de la manzana y regula el funcionamiento del intestino.

Jarabe de arce

Este jarabe, empleado desde hace siglos por los nativos del norte de América, es muy conocido actualmente por una famosa cura depurativa.

Se obtiene a partir de la savia del árbol del arce, que se somete a evaporación hasta obtener un jarabe espeso de color oscuro.

Es muy rico en nutrientes, y su sabor es ligeramente ácido, con notas de vainilla.

Por su consistencia y color se puede emplear a modo de caramelo líquido sobre un flan. También suele utilizarse en gofres, panqueques, crepes y todo tipo de postres.

Fuente: http://cuerpomente.com/salud-natural/9-sustitutos-azucar-blanco-mas-sanos-y-nutritivos_8189

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here