Propiedades de la Cúrcuma

0
32

Una buena parte de las propiedades atribuidas a la cúrcuma (antiinflamatorias y anticancerígenas, por ejemplo) son debidas a su acción antioxidante. Y más concretamente a la acción de la curcumina, un compuesto fenólico que contiene el rizoma de la planta y que se asimila mejor cuando se acompaña de pimienta negra y de alguna grasa.

LOS BENEFICIOS PROBADOS DE LA CÚRCUMA

Si se asimila bien, la curcumina combate la oxidación de los tejidos, reduciendo su irritación y deterioro. De ahí, la eficacia de esta raíz medicinal frente a los trastornos inflamatorios y neurodegenerativos.

Pero sus propiedades son muchas. La medicina tradicional la ha utilizado para todo tipo de trastornos, desde desinfectar heridas a tratar resfriados, eccemas o picaduras. Veamos a continuación las propiedades científicamente demostradas hasta ahora.

1. AYUDA A COMBATIR EL CÁNCER

Los estudios demuestran que la curcumina reduce la aparición de células cancerígenas en la boca, la piel y el intestino. Tanto que se considera un potencial agente quimiopreventivo del cáncer. También facilita la muerte prematura de la célula cancerosa y es capaz de inhibir las metástasis en numerosos tumores.

El cáncer de mama es uno de los que mejor responde a la curcumina. Puede emplearse como complemento de la quimioterapia, pues potencia la eficacia del taxol y posee una acción parecida al tamoxifeno (ambos fármacos habituales en este tipo de cáncer).

2. ALIVIA LA ARTROSIS

La curcumina actúa sobre los mediadores de la inflamación, como los leucotrienos, los neutrófilos, la agregación plaquetaria y la actividad de la enzima COX. Se considera que su acción antiinflamatoria es equiparable a la del ibuprofeno o fenilbutazona en el tratamiento de afecciones como la artritis.

La actividad de la cúrcuma se aproxima a los fármacos antiinflamatorios «inhibidores COX2», como el etoricoxib, pero sin sus efectos secundarios.

No se puede afirmar que la cúrcuma como condimento sea totalmente eficaz en las crisis dolorosas. En este caso están indicadas, además de la especia en las comidas, las cápsulas de extracto de cúrcuma con un 95% de curcuminoides y compuestos que aumentan su biodisponibilidad.

Para prevenir recaídas se pueden tomar una o dos cápsulas de 500-600 mg durante uno o dos meses.

3. REDUCE LA INFLAMACIÓN DE LOS ÓRGANOS INFLAMADOS

Por su acción antiinflamatoria, la cúrcuma también está indicada en otros procesos que afectan a órganos, como la enfermedad inflamatoria intestinal, la inflamación de la córnea ocular, la pancreatitis o el colon irritable.

4. ES DIGESTIVA Y QUEMAGRASAS

Añadida a los guisos, la cúrcuma facilita el metabolismo de las grasas porque mejora la cantidad, la calidad y el flujo de la bilis. Por esta razón se recomienda cuando el colesterol está alto o en casos de diabetes. En las personas sanas resulta un excelente digestivo con las comidas que son especialmente grasas.

Hay que decir que diversos estudios no han conseguido provocar una reducción significativa del colesterol con la administración de cúrcuma o curcumina. Sin embargo, efecto de dosis altas sobre los niveles de triglicéridos es algo mayor, sin llegar a ser muy significativo.

Si realizamos un régimen de adelgazamiento, la cúrcuma moviliza y ayuda a «quemar» las grasas.

5. PROTEGE EL CEREBRO

La enfermedad de Alzheimer, cuyas causas se desconocen, implica una inflamación crónica del sistema nervioso central. El tratamiento habitual incluye el uso de antiinflamatorios inhibidores de la ciclooxigenasa.

Los estudios experimentales sugieren que, gracias a su efecto antiinflamatorio, el consumo de cúrcuma mejora la calidad del tejido cerebral y reduce la progresión del Alzheimer.

Artículo extraído de: https://www.cuerpomente.com/salud-natural/curcuma-medicinal-mas-propiedades-demostradas_2246

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here