Música y sueño: escuchar música para dormir

0
9

Conciliar el sueño no es para todas las personas igual. Según datos de la Sociedad Española de Neurología, entre el 20 y el 48% de la población adulta sufre en algún momento dificultad para iniciar o mantener el sueño. 
Existen diversas técnicas para intentar combatir esta dificultad. Hay quien necesita leer, ver la televisión o incluso contar ovejas. Otras personas utilizan técnicas más agresivas y se decantan por tomar medicamentos sin supervisión médica. 

La tercera opción es la que os queremos presentar hoy. Escuchar música. 

Escuchar música para dormir 

Según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos (NSF), escuchar música antes de dormir es beneficioso para conciliar el sueño. Se trata de una técnica que funciona y, entre los mejores hábitos destacan escuchar música clásica o seguir audiolibros. Esta fundación destaca que quienes se relajan con música antes de dormir, tienen un sueño de mejor calidad. 

La música tiene la capacidad de relajar nuestra mente y nuestro cuerpo. Además, actúa de manera directa en el sistema nervioso parasimpático. Este, se encarga de ralentizar el corazón, dilatar los vasos sanguíneos, reducir el tamaño de la pupila y relajar los músculos, entre otras tareas. En definitiva, y gracias a este efecto, la música ayuda al cuerpo a prepararse para dormir. 

Pero para que esta preparación surja efecto y conseguir el efecto somnífero, el cerebro debe procesar la melodía. 

Así, la melodía es capaz de llegar a diferentes partes del cerebro. Los tonos llegan a la corteza temporal y prefrontal, el ritmo a la corteza parietal y cerebelo —ambas asociadas al movimiento—, y la letra a las corteza sensitiva, visual, motora y a las áreas relacionadas a lo emocional. De esta manera, la estimulación del cerebro es total y la música sirve para la relajación, concentración y ayudar a vaciar la mente de algunos pensamientos antes de ir a dormir. 

¿Cuál es la mejor música para ir a dormir? 

La elección del tipo de música es algo personal. Eso sí, dependiendo del ritmo elegido, podremos conseguir una estimulación u otra. Por ejemplo, aunque el rock sea nuestra música favorita, no será la mejor elección para dormirse. 

Se recomienda que sea una música que ayude a relajarnos, por lo que las melodías lentas son ideales. El ritmo ideal de las canciones para conseguir el efecto somnífero buscado deberá tener una velocidad de 60 a 80 pulsaciones por minuto. En este sentido, deberíamos centrarnos en la música clásica, el jazz o el folk. 

Escuchar música durante 45 minutos antes de ir a dormir es beneficioso para conciliar el sueño. Estos minutos de relajación, pueden servir para dormirse más rápido, tener más horas de sueño, despertarse menos durante la noche y descansar mejor. Algunos estudios, así lo demuestran.

Artículo extraído de: https://neural.es/escuchar-musica-para-dormir-la-lista-de-spotify/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here